TULTITLAN, CONVERTIDO EN GIGANTESCO “CINTURON DE VICIO Y PROSTITUCIÓN”

POR: VICTOR MARTINEZ FRAGOSO

TULTITLAN, Méx.- Durante la administración del alcalde Adán Barrón Eluzalde, el municipio se ha convertido en una zona de prostitución, vicio, drogadicción, explotación de mujeres, riñas colectivas, venta de bebidas adulteradas y atraco descarado a parroquianos, con el incremento desmedido de antros que trabajan desde las nueve de la noche hasta las cinco de la mañana, bajo la protección oficial de las autoridades.

El dirigente de la Federación de Colonias Populares del Valle de México, Rodolfo Guillen Espinoza, señalo que a pesar de los reclamos continuos, a las demandas de representantes de los partidos políticos de oposición, de las denuncias de los líderes de la sociedad civil y la promesa del ayuntamiento por clausurarlos, “los giros negros” continúan trabajando sin que nadie los moleste.

Indicó que los “tugurios” denominados Las Vegas y el Burro Chelero, recientemente existieron enfrentamientos y ejecuciones de la delincuencia organizada, y a pesar de ello, este último centro de vicio fue reabierto por una fuerte cantidad de dinero, según los habitantes perjudicados. El eje tres de la zona oriente está considerado como un “corredor del vicio”, con hechos sangrientos cotidianamente.

Explico que los “tugurios” están considerados como un mal necesario por algunos servidores públicos de Tultitlán. Y por tal motivo, empiezan a trabajar desde la nueve de la noche y terminan a las cinco de la mañana. El espectáculo es deprimente, ya que la mayoría se encuentra localizada en las avenidas principales y en fraccionamientos de alto índice poblacional.

Comentó que la ex-alcaldesa Sandra Méndez Hernández, prometió erradicar el vicio en la localidad; o cuando menos, reubicar los centros de vicio a una zona más alejada del área habitacional, pero hasta el momento, sigue funcionando con impunidad. La gente está cansada de tantos escándalos que se suscitan en sus instalaciones sin medidas de seguridad.

Recordó que en la administración del ex-alcalde y ex-diputado federal. Marco Antonio Calzada Arroyo, se caracterizo por proteger la corrupción y los ilícitos de sus colaboradores, sin importar el daño y las exigencias de la ciudadanía. En Tultitlan existen más antros de vicio que escuelas preparatorias y secundarias, según censo elaborado.

El dirigente Guillen Espinoza, dijo que los “tugurios” intocables funcionan toda la madrugada, sirviendo como “reventones” del Distrito Federal, violando toda normatividad y explotando a menores de edad, bajo la complacencia y protección de ,las autoridades del ayuntamiento. En la mayoría de dichos centros, existen concursos de “Camisetas Mojadas” y otras modalidades, como el “Table Dance”.

Afirmó que las variedades son inmorales y después de las tres de la mañana, es un completo desorden. Nadie controla a nadie. Los meseros atracan descaradamente a los parroquianos, les alteran las cuentas de consumo, mientras que las artistas del “show” cobran su comisión que solicitan sus servicios.