Estará a Prueba en México: SUPRA 2020, NUEVO DEPORTIVO RÁPIDO Y VISTOSO DE TOYOTA

POR: ALFONSO MARTÍNEZ MEJÍA

CIUDAD DE MÉXICO.- La firma nipona Toyota en nuestro país es asociada a valores como: confiabilidad, durabilidad, valor de reventa, bajo costo de mantenimiento y cuidado al medio ambiente; todos ellos aspectos que cuesta mucho trabajo posicionar en la mente de los consumidores y que, sin temor a equivocarme, provocan la envidia de muchos de sus competidores.

Sin embargo, independientemente de lo anterior, bien puedo asegurar que, para el consumidor promedio en México, Toyota podrá representar muchas cosas, pero deportividad NO. El primer y único un auto para los entusiastas por parte de la marca que hemos visto en nuestro país, se remonta a sus inicios de operaciones, se trata del Toyota MR2 de tercera generación, un convertible biplaza de motor central que, aunque no era particularmente rápido, ofrecía un manejo emocionante.

En la época, su precio era elevadísimo y aunque era muy superior en todos los aspectos a su rival directo, el MG TF, las ventas fueron mínimas y a la postre, la marca simplemente dejó de ofrecerlo. Pero la deportividad siempre ha formado parte del ADN de Toyota, aun cuando en la década pasada, su obsesión por lograr el primer lugar de ventas mundial le hiciera olvidarlo. Y no solo hablo de autos de ensueño como el mítico 2000GT, el primer deportivo exótico japonés de la historia.

“Me refiero a que hubo un tiempo en el que los humildes Corollas como el AE86 eran autos de culto buscados por los entusiastas, sin olvidarnos de los Célica, MR2 y tantos más”. O bien, no puedo dejar de mencionar el palmarés que tiene la marca en la escena del automovilismo mundial, con campeonatos en el mundial de rallies, Dakar, Nascar o el de turismos japonés, e incluso su costosa y fallida incursión en la F1.

Más recientemente, la participación de la marca en el WEC, con su consabida trágica participación en las 24 horas de Le Mans de 2016, en donde el Toyota TS050 Hybrid estuvo a una vuelta de derrotar a Porsche y su imbatible 919 Hybrid, que para 2018 se consolidó con una victoria absoluta, así como su regreso al mundial de rallies de la mano de Tomi Mäkinen con un Yaris.

Siendo sincero, creí que el reintento de un auto deportivo y para entusiastas por parte de Toyota en México sería el Toyota Yaris Gazoo Racing, un hot hatch japonés que podría poner en su lugar a los Polos GTI, Ibiza Cupra o Clio RS, por lo que me parecía muy lógico. Sin embargo, tristemente no sucedió y la espera siguió prolongándose hasta ahora.

La marca confirmó, en el marco del Autoshow de Detroit 2019 que la quinta generación del Toyota Supra llegaría a México en la segunda mitad del año, y como no hay fecha que no se cumpla, el renacido deportivo nipón, ya está en nuestro país. Para la gran mayoría de la gente, el Supra seguramente no significará absolutamente nada, sin embargo para mí, perteneciente a la generación del Gran Turismo.

Se trata del deportivo con el que podías aniquilar a lo que fuera, particularmente hablo del Toyota DENSO SARD Supra, aunque para una generación más joven, seguramente el anaranjado con stickers en los costados que manejaba Brian O´Conner en Rápido y Furioso sea la referencia más importante. En ambos casos se trata de variantes del Toyota Supra de cuarta generación con más chochos que Schwarzenegger cuando grabó Conan y cuya mecánica de seis en línea.

En 3.0 litros biturbo denominada 2JZ-GTE, es cosa de leyendas, muy justificado luego de ver que existen modificaciones que superan los 1,000 hp de poder. El Toyota Supra 2020 no podría existir si no fuera porque la firma nipona se alió con BMW para su desarrollo, con lo cual, este renacido deportivo comparte plataforma y buena parte de componentes mecánicos con nada menos que el nuevo BMW Z4.

Esta decisión ha causado harta controversia, para los puristas no se trata de un Toyota, sino de un BMW con otro emblema. Sin embargo, el desarrollo de ambos modelos se dio de forma conjunta y cada marca cuidó muchos sus objetivos durante la etapa de diseño.
De hecho, no me puedo imaginar muchos socios mejor calificados para Toyota en este caso. Como sea, el Toyota Supra está de regreso luego de 17 años de ausencia, y la marca en México está iniciando ventas.

Por supuesto, no es un auto accesible, pero créeme cuando te digo que se trata de un deportivo capaz, rápido y divertido. En una palabra, sorprendente. Estéticamente, el Toyota Supra 2020 está inspirado en el concept FT-1 que la marca nos mostró hasta el cansancio, tanto que muchos creyeron (yo incluido) que jamás veríamos en las calles un auto que retomara sus dramáticas formas.

Los trazos son fluidos y dramáticos, por donde se le vea es un coche muy teatral, empezando por el cofre puntiagudo que parece estar inspirado en un auto de competencias open wheel y que da inicio a unas salpicaderas redondeadas, pasando por el techo con Gurney Tops (esas burbujas) que se transforma en un medallón muy tendido y que culmina en una trasera con alerón integrado tipo cola de pato, mientras que las salpicaderas traseras también muy redondeadas son anchísimas.