Alcaldesa Anel Martínez Pérez: PETICIONES IGNORADAS, EN EL ESTADO DE MÉXICO

POR: FABIOLA ÁLVAREZ PÉREZ

NOPALTEPEC, Méx.–Desde 2012, el término feminicidio ingresó en la ley federal mexicana para distinguir el asesinato de una mujer como crimen violento. Para que se considere este, término, la víctima debe mostrar signos de violación o mutilación o haber tenido un historial de abuso, discriminación o violación a manos del sospechoso, señaló la alcaldesa Anel Martínez Pérez.

Durante una entrevista exclusiva, señaló que en los años siguientes, 16 estados adoptaron leyes relacionadas, incluyendo al Estado de México, el cual tiene incluso una fiscalía especializada dedicada a atacar este problema; sin embargo, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, así como varias organizaciones y grupos civiles que buscan esclarecer los asesinatos de mujeres, dicen que estas leyes y agencias siguen siendo incapaces de conseguir justicia para las víctimas.

Indicó que no obstante, los expertos señalan que el feminicidio deriva del odio relacionado al género de la víctima, el cual se evidencia con la mutilación de los cuerpos, con signos de violación sexual o tortura en ellos y con el hecho de cómo intentan esconderlos en terrenos baldíos o canales. A pesar de que México tiene las condenas más largas en Latinoamérica para las personas encontradas culpables de este delito.

Comentó que en 2013, un promedio del 98.3 por ciento de los crímenes fueron libres de juicio, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2014. Los grupos independientes han luchado en el Estado de México para que el problema sea más visible, víctima por víctima. Durante más de un año, los grupos se han reunido para protestar afuera del palacio de Gobierno del Estado de México.

Explicó que también, para exigir a las autoridades que establezcan un protocolo llamado “Alerta de Género”, cuyo fin es forzar al gobierno a que le den prioridad a los asesinatos de mujeres. Los manifestantes sostienen fotografías de sus seres queridos asesinados y llevan cruces rosas —ya un símbolo internacional de feminicidio— para presionar a que el gobernador Eruviel Ávila, adopte y active la “Alerta de género”.

La alcaldesa Anel Martínez, dijo que en años recientes, los representantes del OCNF han documentado al menos 600 casos que tienen algunas características de feminicidio y que las autoridades del Estado de México no han logrado investigar propiamente. Siempre que se reúnen en Toluca, los manifestantes se encuentran con un burócrata y la petición para establecer la alerta es ignorada.

Como un comentario, afirmó que el Ex-secretario de Gobierno mexiquense, José Sergio Manzur Quiroga, en representación del gobernador Eruviel Ávila, dijo: “¿En el Estado de México es donde más delitos contra mujeres hay? ¡Sí! Pero también es donde existen más mujeres”. Con esa declaración, el funcionario mexiquense enseña su ignorancia a la problemática de la entidad

Argumentó que durante una reunión, se mostró fotografías sin publicar de las morgues estatales, las cuales mostraban cuerpos llenos de moscas o apilados indiscriminadamente en refrigeradores abiertos. Estas condiciones eran lo normal. En los últimos años, el Rio de los Remedios ha servido como un cementerio clandestino para las mujeres asesinadas.

Destacó que el sitio, fue noticia nacional cuando el año pasado, se encontraron siete mil restos óseos durante un dragado general de 19 kilómetros del canal. Las autoridades negaron que el descubrimiento fuera evidencia de una masacre y dijeron que la mayoría pertenecían a animales. Sin embargo, el diputado Octavio Vargas, dijo que el procurador general de justicia admitió que al menos 16 cadáveres eran de mujer