Por Actos Ilícitos, No Paga: PEMEX ADEUDA 7 MIL MILLONES DE PESOS, POR DAÑO AMBIENTAL

POR: ALFONSO MARTÍNEZ MEJÍA

CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo con el informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre la Cuenta Pública 2018, las empresas productivas subsidiarias de PEMEX, como Exploración y Producción (PEP) y Transformación Industrial (PTRI), han incumplido con los trabajos de remediación en los sitios contaminados, con una provisión de gastos de 7 mil 482 millones de pesos a diciembre de 2017, al considerar que la contaminación se produjo por derrames ocasionados por actos ilícitos.

En las conclusiones del órgano fiscalizador detectó que en 2017 Pemex Logística (Plog) «determinó no realizar la remediación de 4 mil 509 sitios contaminados por derrames y fugas. Al respecto, existe una sentencia de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que excluye a esa subsidiaria de la obligación de llevar a cabo la remediación.

Sin embargo, para la ASF «dicho resolutivo sólo acredita un caso derivado de actos ilícitos y, por lo tanto, Plog tiene la responsabilidad de remediar los restantes 4 mil 508 sitios contaminados». No reconoce daño. La semana pasada, Eleazar Cruz Santos contrató a un abogado para demandar a Pemex porque, sin su permiso, en 2014 la petrolera instaló una cama anódica en su potrero, que sirve para proteger el ducto por donde transporta gasolina de Veracruz a la refinería de Salina Cruz.

«Tampoco quiere pagar Pemex», lamentó. No es el único caso. Hasta diciembre del año pasado, PTRI no reconocía ni había determinado «el costo estimado requerido para la remediación del sitio contaminado en la refinería de Salina Cruz, originado por los siniestros de inundación e incendio de junio de 2017, así como del sismo de septiembre del mismo año».

Como informó EL UNIVERSAL el 13 de junio de 2017, las lluvias provocadas por la tormenta tropical «Calvin» inundaron la refinería Antonio Dovalí Jaime, de Salina Cruz, la sacaron de operación y, al día siguiente, cuando se dio la orden de reanudar las plantas del complejo petrolero, sobrevino la explosión y el incendio en el área donde se localizan decenas de tanques con capacidad de almacenamiento de 500 mil barriles cada uno.

La inundación y el incendio contaminaron pozos, arroyos, así como áreas de pesca y pastoreo. En el sismo del 7 de septiembre, recordó el representante de la cooperativa de salineros de Salinas del Marqués, Raúl Antonio Gallego, se rompió el cuello de una manguera de la monoboya tres, donde cargan los buques petroleros y el derrame de crudo contaminó cuatro vasos salineros donde se producían unas 20 mil toneladas de sal.

Según el inventario de sitios contaminados de 1994 al 31 de diciembre de 2018, revisado por la ASF, en esos años son 645 hectáreas dañadas por PEP, en 708 puntos del País, lo que obliga a esa subsidiaria a desembolsar mil 671 millones de pesos. Asimismo, la ASF detectó que PTRI contaminó 285 hectáreas en siete puntos del País y, para remediarlo, debe cubrir 3 mil 152 millones de pesos.

El 26 de junio, Antonio Gallego, dirigente de los salineros, dijo que se llevaría a cabo una audiencia ante la Fiscalía General de la República (FGR), en el puerto de Salina Cruz, pero ningún funcionario de Pemex compareció. Los 163 socios de la cooperativa demandan un pago de 22 millones de pesos a la petrolera.

En diciembre del año pasado, pobladores de las comunidades de Estación Sarabia, Boca del Monte, Paso Real y Mogoñé -que pertenecen al municipio de San Juan Guichicovi- y las poblaciones de Palomares, Progreso y Tolosita -de Matías Romero- bloquearon la carretera Transístmica en la zona norte del Istmo para exigirle a Pemex remediar la contaminación de arroyos y áreas de pastizales a causa de un derrame de gasolina en 2017.