Al Borde de la Quiebra Financiera: LAS ACCIONES DE TELEVISA, HAN CAÍDO UN 34 POR CIENTO EN 2019

POR: BRILLIT RANGEL CALDERÓN

CIUDAD DE MÉXICO.- La cadena de televisión más grande de México -y la mayor productora de programación en español del mundo, tiene el peor desempeño este año en el índice de referencia IPC del País, por mucho. Las acciones han caído 34 por ciento en 2019, a su precio más bajo desde mayo de 2005. En contraste, el principal índice accionario de la Bolsa Mexicana de Valores ha subido 5.2 por ciento este año.

Detrás de la caída hay una mezcla de duras condiciones macroeconómicas y un recorte significativo en el gasto gubernamental debido al plan de austeridad del Presidente Andrés Manuel López Obrador. La publicidad del Gobierno representó aproximadamente 11 por ciento de la publicidad total el año pasado y aproximadamente 2 por ciento de los ingresos consolidados de Televisa.

La compañía espera que sus ingresos del gobierno se reduzcan 50 por ciento este año. Las acciones de Televisa se mantuvieron relativamente estables a inicios de año, pero comenzaron a caer en febrero, cuando la compañía informó que una revisión estratégica llegó a la conclusión de que la venta de activos no agregaría ningún valor. La evaluación tuvo en cuenta las implicaciones fiscales.

También, la pérdida de sinergias y el modelo de integración vertical visto en las empresas de medios de comunicación de todo el mundo, según el codirector ejecutivo Alfonso de Angoitia. Los títulos también se han visto afectados por la preocupación sobre el debilitamiento del crecimiento económico en México y una caída en los ingresos publicitarios tanto del Gobierno como privados, según el analista David Joyce, de Evercore ISI.

“Existen factores económicos que parecen empeorar antes de mejorar”, afirma Joyce, quien aún tiene el equivalente a una calificación de compra para las acciones.
“Específicamente para Televisa, los temores afectan a las acciones antes de que los fundamentos afecten a la compañía”. En mayo, Televisa vendió 750 millones de dólares en bonos globales con vencimiento a 30 años.

En ese momento, la compañía dijo que la venta estaba tres veces sobre suscrita y que usaría las ganancias para fines corporativos generales, lo que podría incluir el reembolso o la recompra de deuda existente. Las preocupaciones de que América Móvil SAB, de Carlos Slim, podría ingresar pronto al mercado de la televisión de paga en México, también podrían estar perjudicando a las acciones.

“Existe la preocupación de que esto pueda dar lugar a un entorno competitivo más intenso a largo plazo para los proveedores de televisión de paga en el País”, escribió el analista de Itaú BBA, Arturo Langa, en una nota a principios de este mes. Pero Langa ve un lado positivo y reiteró su recomendación superior para la acción. “Incluso si asumimos un escenario apocalíptico en nuestras proyecciones, el precio actual del mercado parece muy barato”, asegura.