Doctor Raúl Nieto Ángel: EL SECTOR AGROPECUARIO, A PUNTO DE DETONAR EN UN CONFLICTO SOCIAL

POR: ROSYVEL ANAYA PORTILLO

TEXCOCO, Méx.- De acuerdo con académicos de la UNAM, el sector agroalimentario mexicano está a punto de detonar en un conflicto social, porque las políticas aplicadas en este ramo, sólo han beneficiado a los grandes productores y a empresas transnacionales, que encontraron en el mercado un jugoso negocio. En los últimos 18 años, se ha dejado al campo mexicano en una fase de estancamiento de la producción.

Durante una entrevista exclusiva, el Investigador y Académico de la Universidad de Chapingo, Doctor Raúl Nieto Ángel, señaló que las lamentables consecuencias, son emigración, pobreza, explotación de los recursos naturales e insuficiencia alimentaria para los más de 100 millones de habitantes del territorio nacional. “El campo mexicano se encuentra en una situación de estancamiento total”.

Indicó que en los últimos años, el agro no ha tenido el auge que se prometió a partir de la firma del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN). El problema, es consecuencia de una política de entrega que se planteó desde los ochenta, y que Vicente Fox consolidó bajo el pretexto de tener ‘condiciones ventajosas’ para sus habitantes”. Actualmente, el campo está “agonizando”.

Comentó que lejos cumplir, con las ofertas de desarrollo y bienestar que se ofrecieron desde 1994, se han desperdiciado los medios para producir alimentos y abastecer a la población. En el campo no se cuenta con los recursos fundamentales, debido a que la fuerza de trabajo está emigrando a Estados Unidos, además que los recursos naturales se están entregando bajo pretexto de desarrollo tecnológico y apertura mundial.

Explicó que desde esa perspectiva, el sector agroalimentario del país está llegando a una fase de crisis que puede detonar. En México, existen millones de campesinos que no tienen condiciones para producir. Los resultados del Segundo Conteo de Población y Vivienda que llevó a cabo el (INEGI), arrojó que hasta finales del 2005, la población de nuestro país era de 103 millones 263 mil 388 personas.

Reiteró que el mayor déficit de hombres se registra en Guanajuato, con 90.8 varones por cada 100 mujeres; Michoacán con 91.3, Oaxaca con 91.4, el Distrito Federal con 91.7, Hidalgo con 92.2, Zacatecas con 93.1 y Jalisco con 94.4. Estas entidades han sido reconocidas como expulsores de mano de obra. El estudio “La población Mexicana en Estados Unidos” –elaborado por Rafael López Vega, del Consejo Nacional de Población.

Agregó que el estudio coincide con los datos del INEGI, además señala que “el flujo neto de emigrantes en los últimos tres decenios se ha incrementado sustancialmente, pasando de 1.2 a 3 millones de personas”. En los 90, se trasladaron al país vecino 300 mil mexicanos anualmente, pero ahora, con la Política Neoliberal han terminado con la producción alimentaria y han fortalecido la migración de los campesinos.

Afirmó que uno de los problemas, por los que atraviesa la mayoría pequeños y medianos productores, es que el mercado nacional e internacional exige normas de calidad, competitividad e inversión en el sector, elementos con los que no cuentan los campesinos mexicanos. Hay una gran diversidad de productores y cada uno está jugando un papel diferente en la economía”, dice la especialista en economía agrícola.

Destacó que el enfoque, con el que se ha visto al campo es muy simplista. A partir del crecimiento de aquellos campesinos que sean capaces de ser productivos y competitivos, habrá un impulso general para todo el sector. La producción de alimentos en México es muy compleja. Los encargados de realizar las políticas del sector, solo se limitan a estudiar el “equilibrio macroeconómico” que se ha logrado.