Les Pagan 250 Mil Dólares por Fiesta: LA BANDA “EL RECODO” Y SU RELACIÓN CON LOS “ZETAS”

POR: JENNIFER LÓPEZ PORTILLO

CIUDAD DE MÉXICO.- No es raro saber de famosas bandas o cantantes que realizan presentaciones privadas para capos del narcotráfico, una de las últimas en ser expuestas fue la popular Banda El Recodo. Jefes del cártel les pagaban 250 mil dólares al grupo por presentación en sus fiestas. La supuesta relación entre el grupo y los Zetas no ha sido desmentida por los artistas.

Jesús Enrique Rejón, alias El Mamito, integrante del Cártel de Los Zetas, confesó que la agrupación sinaloense fue contratada en diferentes ocasiones por el propio Miguel Ángel Treviño, alias El Z40. Rejón, actualmente enjuiciado en Austin, Texas, declaró que el sicario tenía como una de sus bandas predilectas a El Recodo y por eso pagó hasta 250 mil dólares para llevarlos a sus fiestas.

Indicó que conforme se fueron incrementando los enfrentamientos entre grupos criminales, los nuevos jefes de las organizaciones delictivas comenzaron a reclutar a mujeres para que se dedicaran al secuestro y asesinato de sicarios rivales. A todos sorprendió que ahora tienen un papel importante en la organización, ahora tendrían un papel activo en la lucha que mantiene a nuestro país hundido en la inseguridad.

Una de las sicarias que aparecieron en portadas de todos los medios fue Yesenia Pacheco Ramírez, ‘La Guera Loca’, jefa de sicarios del Cártel del Golfo, que tenía como tarea principal terminar con Los Zetas. Durante cinco años su nombre fue temido por sus rivales, debido a la sanguinaria forma de asesinar; además tenía el control de extorsiones y secuestros.

Para llegar a la cúpula delictiva tuvo que probar su valía como “halcón”, es decir, vigilante a sueldo. Después participó en el campo de batalla como sicaria y ganó fama de sanguinaria y “loca” al aparecer en videos en los que degollaba a sus víctimas. Se dice que nació en Navolato y la describen como una mujer rubia de esbelta figura, pero sus cualidades físicas fueron opacadas por su brutalidad.

Su vida terminó como estaba predestinada a suceder, de forma trágica.
En julio de 2014 el cuerpo de Pacheco Ramírez apareció con signos de tortura, pero lo escalofriante fue el hecho de que sus rivales la dejaron descuatizada y con mensajes muy claros para las bandas rivales.