Alcaldesa Electa Elena García: LA SOCIEDAD CIVIL, PRETENDE FRENAR LA DESCOMPOSICIÓN SOCIAL Y ECONÓMICA

POR: ROSYVEL ANAYA PORTILLO

TULTITLÁN, Méx.-La sociedad civil lucha por cambiar el régimen de corrupción, antidemocracia, injusticia e ilegalidad que ha llevado a México a la decadencia actual, que se expresa en crisis económica, política, en pérdida de valores, en descomposición social y violencia. México está gobernado por 30 familias que son los dueños del dinero y de la economía.

La presidenta municipal electa, licenciada Elena García Martínez, señaló que la oligarquía mexicana junto con las cúpulas del PRI, han llevado al país a la decadencia y han impuesto a través de elecciones fraudulentas a Carlos Salinas de Gortari y recientemente, a los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Durante una entrevista exclusiva, indicó que esta degradación no podrá frenarse y superarse, si el pueblo no se organiza para poder decir basta a quienes, movidos por la ambición al dinero y al poder, mantienen secuestradas a las instituciones públicas, sin importarles el sufrimiento de la gente y el destino de la Nación.

Explicó que en el actual régimen, no hay posibilidad viable de empleo, bienestar, justicia, soberanía, independencia, respeto a los derechos humanos, seguridad, tranquilidad y paz social. Es urgente cambiar este régimen en el terreno político y por la vía pacífica y electoral, para establecer en México una verdadera democracia.

Comentó que los alcaldes electos de Morena, se compromete a trabajar haciendo conciencia en las regiones más pobre y en las ciudades, para contrarrestar la compra de voluntades y conciencias, así como impulsar una nueva corriente de pensamiento, como una prioridad del Presidente electo de México, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

La licenciada Elena Martínez, argumentó que Frente a la degradación de la sociedad, la corrupción, el desmante¬lamiento de las instituciones, la destrucción de la naturaleza, el consumismo, la concentración de la riqueza y la des¬humanización del poder, México necesita un profundo cam¬bio político, económico, social y cultural.